Policía Nacional


Sin-título-11

La Policía Nacional , también conocida desde hace días como Cuerpo Nacional de Policía (CNP), es un instituto armado español de naturaleza civil, dependiente del Ministerio del Interior,2 principal responsable de la vigilancia policial de zonas urbanas de más de 50 000 habitantes.3 nota 2 Se encarga además, a través de sus numerosas especialidades, de investigaciones penales, judiciales, terroristas y asuntos sobre orden público e inmigración. Sin embargo, la capacidad y poder del CNP varía según las distintas comunidades autónomas del país; la Ertzaintza en el País Vasco, los Mozos de Escuadra en Cataluña o la Policía Foral enNavarra son los principales cuerpos y fuerzas de seguridad en estas comunidades, por lo que el papel del cuerpo en estas regiones es menor.

Antecedentes

Citroën C4 Picasso, el modelo más usado por el Cuerpo Nacional de Policía

 

Los antecedentes de este cuerpo datan del año 1824 cuando Fernando VII, a su regreso al trono, dicta un real decreto4 sobre el arreglo de la Policía de mis Reinos motivado por que Circunscrita un día a una órbita demasiado estrecha… se limitó a precauciones proporcionadas a las circunstancias tranquilas en que se hallaba la Monarquía, y es preciso por lo tanto darles la unidad, la extensión y la fuerza que reclaman las variaciones de los tiempos y de las costumbres. Otras interpretaciones de este documento se inclinan hacia el parecer de que se trata de una unificación, reorganización y concrección de normas y funciones de control administrativo, más que a una estricta instauración de una fuerza o cuerpo concreto de policía, ya que el mismo documento expresa, en su artº XV, la ausencia de fuerza armada disponible para su desempeño.

De esta forma se separaba por primera vez en España la dependencia de una fuerza pública del Ministerio de la Guerra del Ministerio, pasando a depender del Ministerio de la Gobernación.5

El Cuerpo Nacional de Policía, con su estructura y denominación actual tiene su origen directo en la Constitución de 1978, donde se le consagran dos misiones básicas: proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la Seguridad Ciudadana.

A partir de este mandato Constitucional, el 13 de marzo de 1986 se promulgó la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, (Ley Orgánica 2/1986) que unificaba los Cuerpos de Policía Nacional y Cuerpo Superior de Policía en el actual Cuerpo Nacional de Policía. Eran dos cuerpos de naturaleza muy distinta, pues el cuerpo superior se dedicaba a la investigación, frente al otro cuerpo, que era fundamentalmente un cuerpo policial de orden público. Así pues en el Cuerpo Nacional de Policía se integraron los funcionarios de los Cuerpos Superior de Policía y de Policía Nacional, que quedaron extinguidos.

Furgones UIP pertenecientes al Cuerpo Nacional de Policía de España

En este cuerpo están permitidos los sindicatos, pero de carácter profesional. Entre ellos encontramos, por orden de representación en el Consejo de la Policía, los siguientes: Sindicato Unificado de Policía (SUP),Confederación Española de Policía (CEP), Unión Federal de Policía (UFP), Sindicato Profesional de Policía (SPP) y Sindicato de Comisarios de Policía (SCP). En el 2008 los tres vocales de la UFP en el Consejo de la Policía, se desgajan del mismo y crean el Sindicato Nacional de Policía Española (SNPE). Durante 2008 los cinco sindicatos profesionales, en unidad de acción, han presentado “conflicto colectivo” contra la administración policial y el Gobierno, debido a los reiterados incumplimientos de equiparación económica y en medios, frente a las Policías Autonómicas y Locales, que en algunos casos llegan a suponer unos 500-800  menos al mes de salario.

 

 

Moto de gran cilindrada y Citroen C4 Picasso del CNP

 

Las competencias del Cuerpo Nacional de Policía varían según las Comunidades Autónomas, debido la asunción de algunas suyas y de la Guardia Civil por parte de los Mozos de Escuadra en Cataluña, la Ertzaintza en elPaís Vasco, la Policía Foral de Navarra en Navarra y la Policía Canaria en Canarias. En Andalucía, Aragón, Asturias, Galicia y Comunidad Valenciana hay unidades de la Policía Nacional que actúan directa y funcionalmente bajo las órdenes de las Comunidades Autónomas a las que están adscritas.

 

 

Historia

Orígenes de la policía española

Unidades del Cuerpo Nacional de Policía en una intervención

 Si entre los rasgos que configuran el perfil profesional del Cuerpo Nacional de Policía hubiera que elegir el que mejor le define frente a los demás cuerpos de seguridad españoles, tal rasgo habría de ser el de su carácter nítidamente urbano.

Fue la necesidad de dotar a las ciudades españolas de una estructura de seguridad moderna, lo que determinó que en 1824, S.M. el Rey dictase la Real Cédula en la que se creaba la Policía General de Reino. Policía que, ya desde su origen, se pone a las órdenes de un magistrado con el título de Superintendente General. La misma Real Cédula dedica un apartado especial a Madrid, ciudad que es dotada de una estructura de Comisarías de Distrito— de «cuartel» se decía entonces— que, con las naturales evoluciones, se ha mantenido hasta nuestros días.

En ese mismo año se dictan los Reglamentos de Policía tanto de Madrid como de las provincias colocando a estas últimas bajo las órdenes de Intendentes que respondían ante el Intendente General y dividiendo cada provincia en Subdelegaciones radicadas en las localidades o partidos importantes— 126 entonces— que constituyen el antecedente de la actual estructura en Comisarías Provinciales y Locales.

Es de destacar que la Cédula de 1824 configura la doble función que hoy tiene la policía moderna. Por una parte, velar por el libre ejercicio de los derechos ciudadanos persiguiendo a aquellos que los vulneran y poniéndolos en manos de la Justicia «en el plazo de ocho días, lo más tarde» según cita el Artículo XVI.

Además de esta función de policía judicial, la Real Cédula configura la otra gran función de la Policía en relación a la prestación del servicio público de seguridad «garantizando el bien y la seguridad pública» mensaje en el que— a pesar del tono ilustrado de las palabras— encuentra eco en el moderno deseo de la Administración Pública de dar un servicio que asegure el bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos.

Nacimiento del Cuerpo Nacional de Policía

Camión de transporte equino de la Policía Nacional.

 Conforme a la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, el Cuerpo Nacional de Policía nace de la integración de los cuerpos Superior de Policía y de Policía Nacional.

De este modo, además de solucionar posibles problemas de coordinación y mando, se pretendía homogeneizar, en un solo colectivo, Cuerpos que realizaban funciones similares o complementarias, para conseguir un incremento en la efectividad del servicio.

En el Cuerpo Nacional de Policía se integraron los funcionarios del Cuerpo Superior de Policía y del Cuerpo de la Policía Nacional, que quedarían extinguidos. La integración en las Escalas previstas en el artículo 17 de la Ley Orgánica 2/86 se realizó de la siguiente manera: En la Escala Superior, en su Primera categoría, se integraron los Comisarios Principales, Coroneles y el número de Comisarios y Tenientes Coroneles que reglamentariamente se determinó, mientras en su Segunda categoría se integraron los Comisarios, Tenientes Coroneles y Comandantes.En la Escala Ejecutiva, en su Primera categoría se integraron los Subcomisarios, Capitanes e Inspectores de Primera y en su Segunda categoría los Tenientes y los Inspectores de Segunda y Tercera. En la Escala de Subinspección se integraron los Suboficiales y en la Escala Básica en su Primera categoría los Cabos y en su Segunda categoría los Policías Nacionales.

 SIGUIENTE PÁGINA

 

Copyright © www.futurospolicias.es
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Cargando…